Igual que para nuestra “Guirnalda eco“, en esta ocasión volvemos a secar fruta para hacer una corona de invierno con frutas secas y otros elementos naturales que encontramos en el campo. De esta manera compramos lo menos posible y aprovechamos recursos para hacer cosas bonitas. 

corona de invierno con fruta seca y elementos naturales
corona tela de gallinero naranja seca

MATERIALES PARA HACER UNA CORONA DE FRUTA SECA:

La idea es aprovechar y hacernos con ramas y otros elementos que encontramos en la calle o el campo para formar una bonita corona y decorar la pared o una mesa este invierno (o incluso en navidad). La fruta seca además de ser muy decorativa deja un aroma muy agradable y si añadimos ramas naturales aún más frescor.

  • Ramas secas finas, alargadas y flexibles. En mi caso son de glicinia, las ramitas que cuelgan y están secándose. Es además una buena manera de podar. Pero seguro que encontráis muchas otras de este estilo.
  • Ramas verdes de pino, abeto o cualquier conífera o seto. El verde siempre aporta color y frescor en cualquier arreglo decorativo.
  • Ramas de olivo, piñas, eucalipto. Por supuesto no tiene que ser igual que la mías, os sirven otro tipo de plantas y adornos del campo.
  • Tela o alambre de gallinero. A mí me lo prestaron pero podéis comprarlo por metros. Necesitáis muy muy poco. Los hay de diferentes tamaño de dibujo. Está muy bien guardar algún metro en casa porque os puede servir para muchas manualidades. Para hacer marcos y colgar fotos por ejemplo, enredar plantas…
  • Alambre.
  • Tijeras
  • Silicona caliente (aunque no es imprescindible.

PASOS PARA SECAR FRUTA Y HACER UNA CORONA NATURAL.

Se pueden secar todo tipo de frutas, desde cítricos (naranjas, limones, limas o pomelos) hasta manzanas. Es verdad que las que más agua tienen tardarán más en secar.

La opción de secar en verano es muy fácil, basta con sacarlas al sol y esperar un par de días, volteando de vez en cuando.Pero si estamos en invierno y el sol no es tan fuerte lo mejor es usar el horno o una freidora de aire caliente (freidora sin aceite).

1.- Cortamos las rodajas y las secamos un poco con papel de cocina para quitarles algo de humedad.

2.- Las colocamos en una bandeja para horno sobre papel o aluminio. La temperatura debe ser baja, no más de 100 grados. Es preferible tardar un poco más que se nos queden muy oscuras y quemadas. Dependiendo de cada horno tardará algo más o menos pero en un hora ya podríamos sacarlas. Siempre al aire acaban de secarse más después de unos días.

corona de fruta seca hecha en casa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

¡No te pierdas las novedades!

  
     
     

¡Ya estás suscrita!