La tienda permanecerá cerrada del 12 al 28 de agosto. Puedes realizar tu pedido pero será envíado a partir de esa fecha.

Para cocinar con niños hay que buscar recetas sencillas pero atractivas para ellos. Los dulces suelen ser los más elegidos, cookies, bizcochos… Estos pastelitos muñeco de nieve de queso ricotta y coco son muy ricos y para ellos una manera muy divertida de presentar un postre del que se sentirán orgullosos. Puede además, tener muchas variantes y da lugar también a la creatividad.
receta para cocinar con niños muñecos de nieve
recetas para hacer con niños dulces de queso muñecos de nieve

INGREDIENTES PARA HACER PASTELITOS DULCES DE RICOTTA Y COCO:

Las cantidad que indico son aproximadamente para 3 o 4 muñecos de nieve.

  • 400 gramos de queso ricotta o bien 200gr de Ricotta y 200gr de Queso crema de untar tipo philadelphia. El tipo de queso ricotta que uséis dará una textura diferente. Si vuestro queso es espeso no hará falta el queso de untar, pero si es más blandito, como el mío, necesitaremos algo que le de más consistencia como el queso philadelphia. Otra opción para engrosar la mezcla es incluir más coco rallado, harina de coco o incluso leche en polvo.
  • Coco rallado
  • Azúcar glass
  • Palitos salados
  • Gotitas de chocolate, virutas de azúcar o sprinkles.
receta infantil pastelitos muñeco de nieve queso
pastelitos queso ricotta coco muñeco de nieve

PASOS PARA HACER MUÑECOS DE NIEVE DE QUESO:

  • Vertimos en bol el queso con 2 o 3 cucharadas de coco rallado y 3 de azúcar glass. Podéis incluir más azúcar si así os gusta.
  • Removemos con una cuchara para que todo mezcle bien.
  • Cogemos pequeños trocitos de mezcla con las manos y los ponemos en el cuenco del coco rallado envolviéndolos formando bolitas, como si fueran croquetas. Notaréis que la masa quizás esté muy blanda para formarlas, pero enseguida veréis como al ponerle el coco por fuera no se desarman. La idea es que por fuera quede resistente pero por dentro esté cremoso y suave, por eso el tipo de queso ricotta que tengáis marcará la diferencia.
  • Haremos bolitas más grandes para el cuerpo y otras más pequeñas para las cabezas y las uniremos con un palito salado o similar, siempre mejor algo comestible que un palillo de madera. Eso sí, avisad al comensal de que dentro encontrará un palo, no vaya a ser que quiera comerse el muñeco de un bocado.
  • Y ahora llega el momento de decorarlo con gotitas chocolate, virutas de azúcar u otro tipo de sprinkles. Aquí entra en juego vuestra creatividad. Podéis incluso ponerle sombrero con alguna galleta tipo Oreo. Para los brazos volvemos a usar palitos salados.

Si os gusta cocinar y divertiros en la cocina con vuestros peques, aquí tenéis otra receta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

¡No te pierdas las novedades!

  
     
     

¡Ya estás suscrita!