Pasos para vender más rápido y mejor tu casa.

Pongamos que queremos vender piso en Barcelona pero nos encontramos algo perdidos a la hora lanzarnos a ponerlo en venta. ¿Por cuánto lo vendo? ¿Cómo lo doy a conocer? ¿Qué papeleo tendré que hacer? ¿Cuánto tardaré?

Normalmente uno vende un piso para comprar otro y quiere hacerlo cuanto antes y sacándole el mejor rendimiento. Por tanto, el primer paso sería conocer el valor el inmueble. El asesoramiento del valor de venta en el mercado es importante. Investigar el precio de los pisos que se han vendido en los últimos meses y en esa misma zona. Buscar qué características son las que más se demandan en cuanto a número de habitaciones y metros cuadrados. Qué valor añadido supondría una ventaja a la hora de vender, como por ejemplo un garaje, terraza, cercanía a transporte público, colegios, zonas comerciales, etc.

La singularidad de cada ciudad influye también a la hora de comprar o vender un piso. No es lo mismo vender un piso en Madrid que vender piso en Valencia. En esta última se buscará la cercanía a las playas. Geográficamente es más pequeña y resulta más fácil acercarse a pie al centro de la ciudad por tanto quizás no es un punto que se mire en profundidad. La elección de la orientación a norte o a sur también depende del clima de cada ciudad. La distancia a las áreas de oficinas y zonas industriales de trabajo tienen diferente importancia en una u otra ciudad. ¿Cuáles son los puntos fuertes de tu ciudad?

Una vez determinados estos puntos pasamos a recibir posibles clientes en nuestra casa en venta. Pero, ¿Debemos hacerle un lavado de cara para que entre por los ojos más fácilmente y la venta sea más rápida?. Es posible. Hay empresas que se dedican a ello, son especialistas en interiorismo o home staging. Si nuestro presupuesto es más limitado lo haremos nosotros mismos dejando la casa lo más limpia, ordenada y luminosa posible. No olvides crear un ambiente agradable y con buen olor. Usa fragancias suaves o elementos naturales que aporten frescura. El cliente tiende a visualizar su día a día en ese futuro hogar.

Tomar buenas fotografías también ampliará las posibilidades de venta. En un primer vistazo las fotos son las que hacen que una vivienda llame la atención o se descarte. Todo nos entra por los ojos y debemos conseguir un flechazo.

Por último llegarán los trámites y tener en regla todos los documentos: Título de propiedad, nota simple registral, certificado de deuda pendiente, cédula de habitabilidad, gastos de comunidad, recibos, certificado energético, IBI, calificación urbanística, certificación de inspección técnica del edificio si tiene más de 45 años. Con todo ello se procederá al contrato de señal o de arras donde se marcará el precio de compra venta, la forma de pago y la fecha de escritura. Posteriormente la firma de la escritura se realiza ante el notario y conviene registrar la vivienda en el registro de la propiedad.

Y así de pronto uno se ve con su casa vendida y estrenando una vivienda nueva.

 

Habilidades

Publicado el

28 junio, 2021

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies